Publicacion

30 AÑOS ENSEÑANDO IDIOMAS DE CALIDAD PARA TODOS Y TODAS 

El Centro Universitario de Idiomas (CUI) de la Facultad de Agronomía de la Universidad de Buenos Aires celebró ayer sus 30 años en el Salón de Actos de la Facultad. El CUI es el centro educativo más grande de Latinoamérica con más de 15000 alumnas y alumnos por cuatrimestre, entre cursos presenciales y virtuales, más de 2000 en sus programas de capacitación para empresas públicas y privadas y más de 80.000 en los programas de formación en idiomas de los Plan Progresar y las Becas Manuel Belgrano del Ministerio de Educación de la Nación.

El acto fue encabezado por la decana de la Facultad, Adriana Rodríguez y por el director del CUI, Roberto Villarruel. Además, contó con la presencia de autoridades de la UBA, instituciones nacionales, de los gobiernos nacional y de la ciudad de Buenos Aires y organizaciones y empresas que han acompañado al CUI en este recorrido.

En su discurso, Roberto hizo un recorrido de todos los logros que supo cosechar el CUI a lo largo de estos 30 años y destacó que "una de las tareas más importante fue haber masificado la enseñanza de idiomas en Argentina”. También remarcó el trabajo realizado para darle un sentido social y cultural a la institución. Ejemplo de ello fue la visibilización de las Lenguas Originarias a través de su enseñanza en las aulas del CUI, la traducción a estas lenguas de materiales referidos a derechos de las mujeres para el Ministerio de la Mujer Géneros y Diversidad, para el INADI y otros organismos públicos de Derechos Humanos; se diseñaron guías de cuidado y prevención para la pandemia en Lengua de Señas ante la dificultad que tenían las personas sordas para comunicarse; junto a la Secretaría de DDHH de CABA y Nación, se dictaron clases gratuitas de español para las personas que llegaron de Senegal, entre muchas otras.

Cuando todo comenzaba, solo 35 personas se anotaron en los talleres. Hoy por el CUI ya pasaron más de 1,5 millones de personas, se ofrecen más de 30 idiomas y el 80 por ciento de la actividad se dicta de forma online. Con la llegada de la pandemia, el CUI tuvo que reconvertirse a la virtualidad para poder seguir brindando su servicio. Para Roberto Villarruel, director del Centro, uno de los desafíos que tienen por delante “es convertir al CUI en el mejor centro de enseñanza virtual”.

Al finalizar la ceremonia, entre los reconocimientos entregados a docentes, personal y alumnos del CUI que constituyeron una parte fundamental del desarrollo de la institución, se destacó uno muy especial a María Beatriz Villarruel – Bea para los conocidos – cofundadora y pieza fundamental para la creación del CUI y su espíritu: brindar enseñanza en idiomas de calidad.